El “Testigo R” es un joven que vive en Hernandarias, provincia de Entre Ríos, al que en 2017, cuando tenía 13 años, -según contó- una luz que denominan “la del Correntoso” lo teletransportó al menos un kilómetro.

En el pueblo costero a orillas del Paraná, todos hablan del fenómeno que asusta a algunos, y hay quienes dicen «da buena suerte».

Misterio

Publicidad

En el invierno de 2017 el “Testigo R” quiso entrar a una pieza del fondo de su casa y una potente luz lo levantó un metro del suelo y tras sentir «un chistido», apareció en instantes a 15 cuadras, totalmente desorientado, en una garita de colectivo.

«Esa bola luminosa se me vino encima y no recuerdo más nada», afirmó el protagonista de aquel caso, aunque hay quienes afirman que la luz es vista desde hace más de 60 años por trabajadores rurales, pescadores e isleños.

«Creemos que en Hernandarias hay un portal», asegura Gustavo Fernández, miembro del IPEC (Instituto Planificador de Encuentros Cercanos) al periodista Leandro Vesco de La Nación.

Hasta el jefe de Policía local, Diego Wasinger, aseguró que analizando cámaras de la calle se comprobó que no hubo ningún desplazamiento del chico, ni de autos en todos los caminos que pudo tomar hasta llegar al punto donde volvió a aparecer.

Estudios

«El niño no ve una nave, para nosotros no es un fenómeno OVNI, sino que se emparenta más a uno de tipo parapsicológico. La luz lo eligió a él y no a su hermano», afirmó Fernández, quien contó que desde hace dos años investigan el caso.

«Hemos hecho radiestesia y nos ha marcado presencia de energía», asegura Emanuel Giudice, también miembro de IPEC, y vecino de Hernandarias.

«Pudimos verla y fotografiarla», aclara Fernández. Un año después del episodio del «Testigo R», hicieron un importante trabajo de campo.

Navegaron en lancha el recorrido que se le adjudica a la luz y a mitad de la noche, la vieron, según ellos. 

«Nos resulta evidente que no hay explicación convencional», afirma. En el sitio en el que apareció no hay viviendas, ni antenas de telecomunicaciones. «Por cómo se movía es imposible que se tratara de un cuerpo celeste», aseguró.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here