Todo comenzó cuando el letrado se refirió al estudio de las pericias caligráficas de la firma de Maradona, investigación solicitada para poder aclarar una posible falsificación de su último médico, Leopoldo Luque.

Sin embargo, Baudry presentó pruebas de que Oliva y su familia recibieron donaciones en efectivo que en total sumaban más de medio millón de dólares. Fueron dos de u$s 150.000, una de u$s 62.000 y una de 1.742.400 pesos argentinos.

A eso se le suma un monto a nombre de Mabel Islas, madre de Rocío.

Publicidad

La polémica se desató cuando se conoció que Oliva habría usado una extensión de la tarjeta de Diego después de la muerte del futbolista, según hizo saber Maite Peñonori, en Los Ángeles de la Mañana.

“Recién lo confirmaba el doctor Baudry. Hay una extensión de una tarjeta de crédito que tenía Rocío en su poder y lo que descubrieron ahora es que hubo gastos hasta los días posteriores de la muerte de Maradona. Eran gastos muy altos por parte de Rocío”, señaló la periodista.

El entorno del astro estaría además indignado porque la madre de Rocío continúa usando una camioneta de alta gama. 

“Sospechan que aprovechó y gastó hasta que pudo”, contó en el programa de De Brito.

La respuesta de Rocío

No es la primera vez que la ex de Maradona utiliza la mesa de Polémica en el bar para realizar su descargo, y esta vez no fue la excepción.

Al principio se tomó el tema con humor, luego, dio su versión de los hechos.

“En seis, siete años de relación tuve muchísimas, en Dubai, en Argentina, todas esas tarjetas quedaron. Lo que es mentira es que las usé post su fallecimiento. Eso es un no rotundo”, explicó la botinera.

“Viste que en las tarjetas tenés bastantes débitos automáticos, habrá quedado uno. Pero como ya empieza el 2021, se corta ahí. No es que salí a tarjetear”, conjeturó.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here