Hugo Zaiskievis murió luego de permanecer internado en la terapia intensiva del Hospital San Roque y cuando su familia fue con el servicio de sepelios a retirar el cuerpo le informaron que no estaba.

Tras el mal momento sufrido, supieron que el cadáver había sido entregado a otra familia, que lo veló y lo cremó. 

Maida, nuera del fallecido, contó que «la otra familia no tenía idea de lo ocurrido».

Publicidad

«A las 9 de la noche nos llaman del sepelio, porque no lo íbamos a velar, sino sólo enterrar. Ahí nos dicen que no estaba el cuerpo en el hospital», dijo.

«Fuimos ahí y nos dijeron que se lo habían llevado. Estaba sin etiqueta y como no encontraron el cuerpo que debían trasladar, se llevaron el de mi suegro», relató.

El cuerpo en cuestión, que confundieron con el del familiar de Maida, estaba en una heladera etiquetado. 

«A nosotros nos dijeron que no estaba y la directora del hospital decía que no era su responsabilidad. Fue entonces que fuimos a la Policía a plantear una denuncia, porque queríamos el nombre y número de la otra familia para cambiar los cuerpos, pero el daño estaba hecho», indicó.

Según contó, la otra familia no estaba enterada de que habían velado y cremado un cuerpo que no era el de su familiar. 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here